Claudio Sánchez-Albornoz

Retrato de Claudio Sánchez-Albornoz, Real Academia de Historia de Madrid, Alejandro Cabeza Biografía, Pintores españoles, Nicolás Sánchez-Albornoz, Pintor Alejandro Cabeza, Retratistas españoles actuales, María del Carmen Iglesias Cano, Retratistas actuales, Carmen Iglesias, condesa de Gisbert, Sánchez-Albornoz Fundación, Retratistas españoles, Alejandro Cabeza,  Pintores Valencianos, Salomé Guadalupe Ingelmo, Joaquín Torrents Llado, Revello de Toro, Antonio López García, Cristobal Toral, Eduardo Naranjo, Hernán Cortés Moreno
Retrato de Claudio Sánchez-Albornoz / Óleo sobre tela 100 x 81 cm / Colección  Real Academia de Historia de Madrid / Alejandro Cabeza 2017



Claudio Sánchez-Albornoz posiblemente fue el más importante medievalista español, uno de los historiadores más importantes del siglo XX. Su figura justificaba, por tanto, un retrato de considerable tamaño respecto a otras de mis obras. Conozco únicamente otro retrato suyo, que se ubica en la Universidad Complutense de Madrid. En aquel, el historiador fue retratado en un periodo vital anterior, más joven, y en un formato más pequeño. Por mi parte he preferido retratarlo ya en la senectud, con el sombrero que solía usar. Aunque he decido sustituir su inseparable bastón, elemento asociado al historiador en su multitud de fotografías, por un libro. 

Como tan a menudo sucede, el deficiente y escaso material de referencia dificulta mucho el trabajo. Las fotografías de archivo o las fotos de prensa, más allá de cómo referencia muy básica sobre los rasgos del personaje, no resultan de gran ayuda para el pintor. No obstante y a pesar de todas las trabas, me siento muy satisfecho con el resultado final de la obra.

Este cuadro se integra en la colección de la Real Academia de Historia de Madrid, que se localiza en el mismo centro de la capital. La institución ha acogido con grandes muestras de entusiasmo y cariño el retrato del que fue prestigioso académico de la casa. La Real Academia de Historia tiene sus orígenes en la tertulia celebrada por varios eruditos, desde 1735, en el domicilio de Julián Hermosilla, abogado de los Reales Consejos, para tratar asuntos de Historia. Bajo la protección del rey Felipe V, que funda oficialmente la Real Academia de la Historia, la Academia se traslada a la recién creada Real Biblioteca. En 1785, Carlos III ordenaría su traslado a la Casa de la Panadería, en la Plaza Mayor de Madrid. Finalmente, en 1836, bajo el gobierno de Mendizábal, se instalaría en su actual ubicación, en el caserón llamado Nuevo Rezado de la calle del León, que había pertenecido a los monjes jerónimos de El Escorial hasta la desamortización.

La Real Academia de Historia alberga en la actualidad una importante colección de pinturas donde que se pueden contemplar diversos cuadros de Francisco de Goya (Zaragoza, 1746-1828), Vicente López (Valencia, 1772-1850), autores del romanticismo y pintores de diversas épocas como Federico de Madrazo (Roma, 1815-1894), José Sánchez Pescador (Madrid, 1839-1887), Ignacio Zuloaga (Guipúzcoa, 1870-1945), José Moreno Carbonero (Málaga, 1860-1942) Adolfo Lozano Sidro (Córdoba, 1872-1935)  o el Valenciano Juan Antonio Benlliure (Valencia, 1859-1930) entre otros.

Claudio Sánchez-Albornoz nació en Madrid el 7 de abril de 1893. Realizó sus estudios universitarios en Madrid y se licenció en Filosofía y Letras con sobresaliente y premio extraordinario en 1913. Un año más tarde se doctoró con una tesis sobre instituciones medievales. A los veintidós años logró el primer puesto en las oposiciones al Cuerpo Facultativo de Archivos, Bibliotecas y Museos. Fue catedrático numerario de Historia de España en las universidades de Barcelona, Valencia, Valladolid y Madrid.

Entre 1931 y 1936 participó activamente en la vida política española. Pasó por los cargos de: diputado por Ávila en las tres legislaturas de las Cortes republicanas, ministro de Estado en 1933, vicepresidente de las Cortes en 1936, consejero de Instrucción Pública y embajador de España en Lisboa. En 1939 fue separado de su cátedra definitivamente y condenado por el Tribunal de Responsabilidades Políticas a causa de sus ideas republicanas.

Una vez Portugal rompió relaciones con la República, se instaló en Francia, donde pasó toda la Guerra Civil. En fue profesor de la Universidad de Burdeos entre 1937 y 1940, cuando la invasión alemana hizo que abandonase Francia y se instalase en Argentina. En Mendoza fue profesor de Historia de la Edad Media en la Universidad de Letras de Cuyo durante año y medio. En Buenos Aires fue catedrático de Historia Medieval hasta el fin de sus días.

Claudio Sánchez-Albornoz fue nombrado doctor honoris causa por las universidades de Burdeos, Gante, Tubinga, Lima, Buenos Aires, Oviedo, Valladolid y Lisboa. También fue miembro de las principales academias europeas y americanas.

En abril de 1976, el historiador regresó por primera vez a España, donde permaneció dos meses. Volvió en julio de 1983 y se instaló en Ávila. Allí falleció un año más tarde, el 8 de julio de 1984, y fue enterrado en el claustro de la catedral. Ese mismo año recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Pintores Valencianos, Pintores Españoles, Retratista Español, Retratistas Valencianos, Maestros Españoles, Retratos Reales, impresionismo Valenciano

Blogs de Interés