Emili Gandia i Ortega

Emili Gandia i Ortega, Museo de bellas Artes de Xátiva, Ángel Velasco, Retrato de Emili Gandia i Ortega, Emili Gandia y Ortega, Alejandro Cabeza Biografía, Pintores españoles, Pintor Alejandro Cabeza, Retratistas españoles actuales, Retratistas actuales, Retratistas españoles, Alejandro Cabeza,  Pintores Valencianos, Salomé Guadalupe Ingelmo, Anselmo Miguel Nieto, Fernando Álvarez Sotomayor, Joaquín Torrents Llado, Revello de Toro, Manuel Benedito Vives
Retrato de Emili Gandia i Ortega / Óleo sobre tela  65 x 54 cm /  Alejandro Cabeza 2016


Con este retrato de Emili Gandia sumo uno más a la colección de arqueologos españoles. Personaje trascendente en la arqueologia levantina y nacional. No me consta ningun retrato de el o por lo  menos yo no lo conozco.

Este retrato he decidido realizarlo en unas gamas de tonos claros y suaves que se salen fuera de la tendencia que ultimamente estaba realizando para dar otra visión un poco mas colorista y contrastada con la que he obtenido buenos resultados. Suavidad, Soltura, y una visión global de ejecución en todas las partes del cuadro son las virtudes de esta obra. Siempre he comentado que las armonías han de estar a nuestro alcance en todo lo que se pinta. Procurar variar, estudiar otros tonos de color, otros planteamientos. De esta manera uno se enriquece no dejando de aprender para avanzar. Y no quedandose con un oficio limitado, cosa que sucede en una gran mayoria de casos.

Emili Gandia nació el 23 de enero de 1866, hijo de una modesta familia de labradores con cinco hijos. Su madre murió cuando él era pequeño, por lo que estuvo criado en casa de su hermana mayor. En 1886, con 20 años, marchó a Barcelona, ​​muy posiblemente en busca de las oportunidades laborales generadas al calor de la Exposición Universal de 1888 (en un momento de profunda recesión económica de nuestra ciudad).

La figura de Emilio Gandía está ligada fundamentalmente a las tareas de excavación de la ciudad grecorromana de Ampurias entre 1908 1 1937, que detalló de manera cuidadosa, razonada y precisa en sus Diarios de excavación, la obra magna escrita de Emilio Gandía. En estas campañas de excavación llevó la responsabilidad directa y la dirección efectiva de los trabajos de campo —con el cuaderno en una mano y la paleta en la otra—, bajo la dirección primero de Josep Puig i Cadafalch y, más tarde, de Pedro Bosch Gimpera.

A lo largo del primer tercio del siglo XX, se le encargaron numerosas misiones arqueológicas y trabajos relacionados con el patrimonio cultural de Cataluña, entre las que cabe destacar las campañas de recuperación de las pinturas románicas del Pirineo (1919-19213), con el arranque y traslado al Museo de Barcelona de las pinturas murales (San Clemente y Santa María de Taúll, San Juan de Bohí...); así como su participación en la instalación y adecuación del Museo de Arte de Cataluña y del Museo de Arqueología de Cataluña.

Fue un personaje muy importante en el nacimiento de la arqueología y museología catalanas —por la magnitud de su tarea realizada y por la incorporación de pautas de modernidad de trabajo que han perdurado muchos años—, pero la importancia de sus colaboradores (Puig y Cadafalch, Folch i Torres, Bosch Gimpera, Almagro, etc.), su procedencia y condición social y su formación autodidacta —sin titulación universitaria— fueron circunstancias que minimizaron la importancia de su obra en el contexto cultural de Cataluña en el primer tercio del siglo XX.

Terminada la guerra, Emili Gandia todavía aprovechó sus últimos meses de vida para dar clase en Badalona, donde dejó un recuerdo imborrable en muchos de sus alumnos.
Murió en Barcelona el 13 de diciembre del mismo año 1939.

Pintores Valencianos, Pintores Españoles, Retratista Español, Retratistas Valencianos, Maestros Españoles, Retratos Reales, impresionismo Valenciano

Blogs de Interés