Armando Palacio Valdés

Armando Palacio Valdés, Alejandro Cabeza, Pintura Valenciana,Retratista español, Retratos de Alejandro Cabeza, Retrato oficial, Pintores Valencianos, Pintor Valenciano, Alejandro Cabeza Pintor, Lope de Vega, Miguel de Cervantes, Ángel Ganivet, Retrato de Armando Palacio Valdés, Santiago García Granda, Xabiel García-Pañeda, Salomé Guadalupe Ingelmo
Retrato del escritor Armando Palacio Valdés /  Óleo sobre tela 100 x 81 cm /
Colección Universidad de Oviedo / Alejandro Cabeza

Armando Palacio Valdés, hijo predilecto avilesino, novelista y crítico literario y teatral, se dejó fascinar por la escena ya en la adolescencia. Entonces, con sólo trece años, en la Nochevieja de 1866, actuó en un teatro situado en la calle La Cámara. Palacio Valdés formó parte también del elenco de El juglar, una obra escrita por su amigo Clarín. Allí acabó su breve carrera como actor, pero conservó el amor por las representaciones toda la vida. En Madrid, donde se codeó con actores y directores, siguió acudiendo al teatro con asiduidad. De hecho las referencias teatrales abundan en sus novelas. El Cuarto Poder, por ejemplo, comienza en un teatro y el primer capítulo se titula “Se abre el telón”.

El pasado 11 de diciembre, un retrato de uno de nuestros escritores más internacionales pasó a engrosar la colección de la prestigiosa Universidad de Oviedo. Con ocasión de ese hecho, entrevistamos al autor del cuadro.

Armando Palacio Valdés se me antoja el paradigma perfecto del autor relegado que tanto me desconcierta, y que me empujó a poner en marcha este proyecto de, por decirlo de algún modo, rescate iconográfico de grandes talentos literarios, que muy recientemente se ha visto ampliado a figuras meritorias en otros ámbitos del saber.

Aún en vida, Palacio Valdés, hubo de soportar el olvido al final de sus días. Parece que Durante la Guerra Civil, en Madrid, donde residió desde su traslado en 1870 para estudiar Derecho, lo pasó bastante mal. Ya enfermo, él, que había tenido una vida privilegiada y había cosechado reconocimiento y fama, llegando a pertenecer incluso a la Real Academia Española, conoció el hambre y el desamparo. Los hermanos Álvarez Quintero le hacían llegar los víveres que podían reunir; al final fueron su única fuente de ayuda hasta su muerte en 1938, con 84 años de edad. Me parece un gran ejemplo de la ingratitud que la sociedad a menudo reserva para sus cerebros o sus talentos más destacados, y es esa injusticia la que precisamente yo intento paliar con mis obras.

Junto con Blasco Ibáñez, con quien curiosamente comenzó este proyecto pictórico hace ya más de una década, Palacio Valdés es nuestro autor más internacional, especialmente traducido al inglés. En nuestro país fue objeto de homenajes a principios del siglo XX. Se hizo tan popular que, a la muerte de Galdós, fue considerado Patriarca de las Letras Españolas. Sin embargo, fuera de su Asturias natal, actualmente, a pesar de ser autor muy prolífico, los lectores españoles no parecen muy familiarizados con su figura. Estas cosas me turban profundamente.

Fragmento de la entrevista:

Culturamas
Correo Cultural
Luz Cultural
Revista Almiar
Todo  Literatura

Pintores Valencianos, Pintores Españoles, Retratista Español, Retratistas Valencianos, Maestros Españoles, Retratos Reales, impresionismo Valenciano

Blogs de Interés