José Zorrilla y Moral

Retrato de José Zorrilla y Moral, Pintor Retratista, Alejandro Cabeza, Retrato de José Zorrilla, José Zorrilla, José Zorrilla y Moral, Pintor Retratista, Alejandro Cabeza Biografía, Pintores españoles, Pintor Alejandro Cabeza, Retratistas españoles actuales, Retratistas actuales, Retratistas españoles, Pintores Valencianos, Retrato de josé Manuel Blecua, Salomé Guadalupe Ingelmo, Joaquín Torrents Llado, Revello de Toro, Joaquín Sorolla, Anselmo Miguel Nieto, Darío Villanueva, Retrato de Rosa Chacel, Casa-Museo Zorrilla, Rosa Chacel, Ana María Redondo García, Museo Zorrilla
Retrato de José Zorrilla y Moral / Óleo sobre tela 130 x 97 cm /  Alejandro Cabeza 2018 
Colección del Museo Nacional del Teatro 

Con este retrato de José Zorrilla, piedra angular del  teatro español, abordo uno de los escasos autores del romanticismo pintados por mí. La obra se incorpora al patrimonio del Museo Nacional del Teatro de Almagro, que cuenta ya con cinco retratos míos de dramaturgos españoles: Antonio Buero Vallejo (Guadalajara, 1916 - 2000), Federico García Lorca (Granada, 1898 - 1936), Lope de Vega  (Madrid, 1562 - 1635), José Zorrilla y Moral (Valladolid, 1817 - 1893), y Max Aub Mohrenwitz (París, 1903 -1972).

Son pocos los retratos de José Zorrilla que conozco. Entre ellos podríamos diferenciar dos grupos: los que lo representan en una juventud desenfadada y vital, con variadas fisonomías entre grabados y fotografías, y los que le representan en senectud, que muestran mayor homogeneidad iconográfica. Precisamente este ha sido uno de los aspectos más delicados a la hora de tomar una decisión para la realización de mi retrato. Inclinándome por su madurez, he querido, sin embargo, rendir homenaje al vallisoletano evitando la decrepitud de la vejez. Como si de un palco teatral se tratara, lo represento con abrigo negro, sentado en una silla castellana, observando de medio perfil. El resultado sugiere un Zorrilla expectante, atento, sano y creativo. En definitiva, la obra se me antoja llena de intenciones que trascienden la mera representación de un ilustre personaje del que, por otro lado, no he encontrado ningún retrato realmente destacable desde el punto de vista pictórico.

José Zorrilla nace en 1817, en Valladolid, y muere en 1890.  Es el principal representante del romanticismo medievalizante y legendario. En 1833 ingresó en la Universidad de Toledo como estudiante de leyes, y en 1835 pasó a la Universidad de Valladolid. Sus primeros versos vieron la luz en el diario vallisoletano El Artista.

En 1837, Zorrilla inició su producción teatral con Vivir loco y morir más. Alcanzó su primer éxito con El zapatero y el rey (1840), a la que siguieron El eco del torrente (1842), Sancho García (1842), El molino de Guadalajara (1843), El puñal del godo (1843), Don Juan Tenorio (1844) y Traidor, inconfeso y mártir (1849). En estas obras trata temas tradicionales o del Siglo de Oro. También escribió tragedias a la manera clásica, como Sofronia (1843).

En 1846 viajó a Burdeos y París, donde conoció a Alejandro Dumas, George Sand, Teófilo Gautier y Alfred de Musset, que dejarían en él una profunda huella. En 1865 marchó a México, donde fue protegido del emperador Maximiliano I, que lo nombró director del Teatro Nacional.

De regreso a España (1866), Zorrilla se casó con la actriz Juana Pacheco. En 1871 viajó a Roma y en 1882 ingresó en la Real Academia. De estos años son Recuerdos del tiempo viejo (1880-1883), La leyenda del Cid (1882), El cantar del romero (1883) y Mi última brega (1888). Fue coronado como poeta en el alcázar de Granada (1889) por el duque de Rivas, en representación de la reina regente.

Pintores Valencianos, Pintores Españoles, Retratista Español, Retratistas Valencianos, Maestros Españoles, Retratos Reales, impresionismo Valenciano